Elimina tus parásitos mentales, aumenta tu energía.

Todos convivimos con algún que otro parásito mental. Los hay de distinta clase, forma y dimensión. Lo que todos tienen en común es que cohabitan con nosotros y nos roban energía vital.

En ocasiones los coleccionamos, los alimentamos y les proporcionamos cobijo; les cogemos tanto cariño, que nos cuesta deshacernos de ellos.

¿Qué es un parásito mental? Es toda aquella situación, relación, tarea o asunto que no resuelves, no aclaras o postergas. Son cosas que mantienes y toleras y que consumen tu energía.

Se dan en todas las áreas de nuestra vida, algunos nos absorben poca energía, otros mucha.

Ejemplos de parásitos: llevar el coche al taller, organizar los armarios, ordenar los papeles de tu mesa de trabajo, pedir una cita médica, iniciar tu rutina deportiva, esa conversación que levas tiempo queriendo tener con tu jefe, con  tu pareja, con un amigo…

Para quedarnos con cero parásitos, Thomas  F. Leonard creó una técnica muy útil y que podemos usar de forma frecuente.

¡Coge papel y boli, o abre las notas de tu móvil, y comencemos!

  • Lo primero es IDENTIFICAR qué te roba tu energía: elabora una lista con, al menos, 15 parásitos.

  • Encuentra la intención positiva: ¿cuál es el MOTIVO por el que estás retrasando decirle ADIÓS a tu parásito? Puede ser por comodidad, miedos inseguridades… Y al lado anota los BENEFICIOS  que te aportará el deshacerte de él. 

  • Toma conciencia del COSTE del parásito: ¿Cuánto te está costando mantener cada uno de ellos? Coste directo: irritación, malestar, estrés…, y coste indirecto: malestar prolongado, sufrimiento, baja autoestima…

  • Decide CAMBIAR y convierte cada parásito en un objetivo. Hazte un SMART+ER con cada uno de tus parásitos.

  • Establece un orden atendiendo al grado de complejidad del parásito. Por  ejemplo, organizar el armario puede que te resulte más fácil que la conversación con tu jefe.

  • Planifica al detalle la despedida de ese parásito: ponle una fecha y diseña los pasos a dar para disolverlo. “Organizaré el armario este sábado de 11 a 14hrs. El día anterior compraré las perchas que necesito” En el caso de conversaciones, escribe también tu guión y valora posibles escenarios que puedan darse.

  • ¡Cumple tu plan pasando a la acción! A medida que eliminas parásitos sientes que eres dueño de tu tiempo y qué tienes el poder de decidir donde pones tu foco. Te liberas de cargas, y te llenas de energía.

¿Ya tienes identificado tus parásitos? Déjame tu primer parásito en comentarios.  Me encantará leerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *